¿Cuáles son las causas más comunes de los atascos en las tuberías?

Las causas más comunes de los atascos en las tuberías sin importar que estén situadas en una comunidad de vecinos, en una industria o en una vivienda particular, deben ser del conocimiento colectivo. Como todos nos beneficiamos del alcantarillado, todos debemos saber la mejor forma de protegerlo.

La suciedad que se acumula con el tiempo

Una de las causas más comunes de los atascos en las tuberías es la suciedad que se acumula con el paso del tiempo. Los productos de limpieza que se usan dentro del hogar, el pelo, los desechos de comida y los papeles, llegan a formar una capa sólida que atora los conductos.

Si la tubería es vieja y no se le ha dado mantenimiento, es proclive a presentar una tupición. Las instalaciones en mal estado que limitan el paso del líquido residual, están compuestas por tubos y arquetas que han perdido gran parte de la adherencia en la superficie y van dando lugar a retenciones hasta sucumbir a la filtración o el atasco.

Con los años, un conducto que no se revisa va acumulando sedimentos que poco a poco comienzan a reducir el diámetro por donde fluye el agua residual. Esta falla también provoca malos olores y hace que el agua que se va por los desagües de la vivienda demore en salir.

Ahora bien, ¿cómo evitar esto?

Es muy fácil, con el simple hecho de darles mantenimiento a sus tuberías de manera regular usted disfrutará de una canalización en completo funcionamiento. En este sentido, nosotros tenemos muchos consejos y acciones simples para darle que puede llevar a cabo en casa para prevenir el problema. Y si el atasco es muy grande y no tiene la capacidad de erradicarlo usted solo, nuestra empresa cuenta con personal y equipamiento para ello.

Los defectos en la instalación del alcantarillado

Otro de los orígenes de los atascos en el alcantarillado se haya en los defectos en su instalación.

La poca pendiente en las tuberías la que, como mínimo, debe ser de un 2 %, significa un gran defecto en la red. Cuando esta caída es mucho menor es proclive a presentar retenciones y atascos.

Cuando se menciona otro de los defectos comunes que permiten los atascos se hace referencia también a las secciones de los conductos.

En los períodos lluviosos, por ejemplo, cuando las tuberías reciben un gran caudal de agua, si las secciones de las mismas no son las recomendadas, tienden a provocar inundaciones. Cuando se colocan codos de 45 º cuando debían haberse puesto los de 90º está claro que la canalización no va a ser la mejor. Los sistemas de derivaciones mal proyectados, sin lugar a dudas, perjudican el funcionamiento de la red.

La acción de las raíces

La acción de las raíces del subsuelo que perfora las tuberías y limita la corriente, es otra de las causas que origina un atasco. Pero las raíces no solo suponen un problema para la salud de los desagües sino también para las faenas de fontanería.

La reparación de los tubos suele ser algo complicada porque para cortar estas raíces hay que contratar también los trabajos de empresas especializadas que sepan cómo hacerlo de una manera rápida y eficiente, de cara a que esa raíz que se retira nunca más vuelva a crecer y a dañar el conducto.

Escríbanos o llámenos por los teléfonos a cualquier hora y sin importar el día. Infórmese más sobre las causas más comunes de los atascos en las tuberías. No lo deje para luego. Un sencillo mantenimiento hoy prevendrá un problema mayor en el mañana.